Entendiendo la dinámica del éxito en mercado de exportación. Parte 2

8 octubre, 2020by GPC México
Los errores más comunes del exportador en la post cosecha.

Capítulo 2

 

“No se puede alcanzar el éxito y la gloria, mucho menos conservarla sin un poco de orden”.

Don Javier Usabiaga, Secretario de Agricultura 2000-2005

Las empresas del agro hoy más que nunca tiene la necesidad de buscar orden y estabilidad. Muchos parten de ser simples agricultores, pero un día cayeron en cuenta que hoy son exportadores de clase mundial, y si bien es cierto que la agricultura se aprende en 99 lecciones (una por año), ¿cómo podemos realmente capitalizar las lecciones?

Es aquí donde uno de los puntos de partida está en documentar procesos. Por tal motivo, el error en el que nos vamos a enfocar en esta segunda parte, es ni más ni menos la falta de documentación.

Las empresas exportadoras no sólo suman años de experiencia de trabajo en campo, sino que también por su diversidad de condiciones en las múltiples situaciones que ha enfrentado a lo largo de los años, y como estas han modificado su forma trabajan, pues resulta que el aprendizaje y experiencia acumulados son vastos y representan valor. Es por lo que deberían ser documentados de forma sistemática, y mediante un proceso de actualización y homologación, desarrollar el Manual Maestro de Buenas Prácticas Agrícolas para las empresas.

Los procesos que se han incorporado los pudiéramos categorizar en dos: reactivos y proactivos (preventivos).

Curiosamente analizando las formas de trabajar de muchos exportadores, a lo largo de los años se han visto más reactivos que proactivos. Con el nivel de experiencia logrado se debería promover la eficiencia y eficacia para desarrollar las buenas prácticas que permitan disminuir el ejercicio reactivo, mediante una continua profilaxis en tiempo y forma, pero sobre todo un continuo aprendizaje que lleva a la superación.

 

¿Cuál es la utilidad de la documentación de procesos?

  • La homologación de criterios y actividades que permite desarrollar un formato de mayor precisión para medir el desempeño del personal en sus actividades, la prevención y detección oportuna de errores en la operación.
  • Se promueve la optimización de recursos humanos y materiales derivado de una mejor programación de actividades
  • Favorece la planeación y toma de decisiones, promoviendo la precisión en las actividades de proyección, elaboración de programas de trabajo y control de presupuestos.
  • Se vuelve una herramienta precisa de supervisión que reditúa en promover la mejora y superación continua.
  • Permite contar con un formato institucionalizado de inducción, capacitación y actualización del personal, promoviendo un sentido de identidad, pertenencia y lealtad hacia la empresa.

 

Cada vez las empresas agrícolas buscan su profesionalización e institucionalización, esto debería contemplar su orden de gobierno, estructura operativa, prácticas, costumbres y metodología. Documentar todas las prácticas actuales con el propósito de homologar, categorizar y calendarizar las actividades para el desarrollo de un documento maestro de buenas prácticas, aplicables para todas las operaciones de campo, empaque, operativas y administrativas de la empresa, es elemento esencial para lograr y mantener un proceso de institucionalización.

Mientras que promover la Implementación de propuestas para estructurar los equipos de trabajo, las asignaciones específicas dentro de cada equipo, su nivel y jerarquía. Desarrollar nomenclaturas que permitan medir y elevar las competencias de los equipos de trabajo, con el propósito de simplificar la supervisión de los procesos. Desarrollar manuales, aplicaciones y herramientas simplificadas y prácticas para su óptimo y continuo uso y actualización, así como también promover la implementación de la comunicación interna y planes de capacitación e inducción, es parte de la profesionalización.

Esto es un tema que no significa ser lo más divertido, pero piensa que es parte de la historia, identidad y lo que hace única a tu empresa agrícola, por lo que el mejor momento para fortalecer tu operación mediante la documentación, es ahora.